Categoría: Crédito de Consumo

Crédito de Consumo

¿Cómo hacer un presupuesto familiar?

cómo hacer un presupuesto

Hacer un presupuesto es la base de la educación financiera. Si bien está de moda, nunca algo del momento fue tan útil y necesario. Desde pequeños los padres enseñan que hay que ser precavidos y guardar dinero para eventualidades, pero nunca han explicado cómo poder hacerlo cuando los sueldos son bajos.

Leer más
Crédito de Consumo

Los mejores créditos de consumo 2016

En este artículo revisaremos cuáles fueron los mejores créditos de consumo de 2016, o mejor dicho, cuáles fueron las mejores entidades financieras para solicitar un crédito de consumo.

¿En qué te ayudará este ranking? El principal objetivo es que tomes la mejor decisión de cara a cualquiera de los proyectos que tengas pensado financiar este 2017. Viajes, emprendimientos, compras soñadas y todo lo que tengas en mente puedes y debes conseguirlo de forma inteligente y sin pagar de más.

Este ranking se realiza bajo los siguientes criterios:

-Un monto a solicitar de $5.000.000.

– Facilidad de pago en 24 cuotas.

– Renta de $500.000.

– Sin Seguro de desgravamen.

Los mejores créditos de consumo
Categoría: CTC más bajo (sin seguro de desgravamen)

A la hora de solicitar un crédito de consumo el principal aspecto en el que te debes fijar es: no terminar pagando intereses o cobros extras demasiado elevados. Todos esos cobros extra, sumados al monto solicitado, conforman el famoso Costo Total del Crédito (CTC), y pueden llegar a alcanzar hasta $1.700.000 en algunas entidades financieras por solicitar $5.000.000.

En un mundo ideal, el cálculo rápido para entender cuánto nos saldrán las 24 cuotas para un crédito de $5.000.000 sería dividir ese monto en 24, lo que nos daría cuotas de $208.000 aprox. Sin embargo, esto no es así, ya que cada banco le aplicará intereses a estas cuotas, lo que va a hacer que el monto final sea mayor a la simple división que realizamos inicialmente. Por eso es tan importante realizar una cotización exhaustiva de las ofertas de todos los bancos, para elegir finalmente el crédito de consumo que entregue el CTC más bajo.

Otro factor importante a revisar es el Costo Anual Equivalente, más conocido como CAE, que es la representación porcentual anual del costo total del crédito. Su principal diferencia con el Costo Total del Crédito es el lapso que incluye: la Carga Anual Equivalente considera sólo el costo de un año, el CTC será la cifra total que habrás cancelado al banco cuando hayas pagado la totalidad del Crédito. Si quieres saber más del CAE revisa nuestro artículo: ¿Qué es el CAE? Todo lo que necesitas saber

Ambos indicadores son complementarios y te ayudan a tomar una decisión más inteligente a la hora de elegir un producto financiero. Por eso, en nuestro ranking incluimos ambos indicadores.

mejor-credito-consumo-2016-cl-ctc5m

Los mejores créditos de consumo
Categoría: Cuota más baja

A la hora de solicitar un crédito de consumo, algunas personas, independiente de si pagan un poco más por los intereses, les preocupa obtener cuotas bajas para evitar verse tan apurados con los gastos del mes. Para estos casos, los mejores bancos durante 2016 fueron:

mejor-credito-consumo-2016-cl-cuota5m

Leer más
Crédito de Consumo

Estos son los créditos con Dicom a los que puedes acceder

Crédito de consumo con Dicom

¿Necesitas solicitar un créditos con Dicom pero los bancos no te dan ninguna opción? En este post  te contaremos algunas alternativas para poder postular a un crédito sin que sea solicitado el boletín comercial como requisito primordial.

 

Seguramente al revisar las distintas ofertas de créditos de consumo, el Dicom es uno de los primeros requisitos que aparecen en el listado. Especialmente para los bancos, el Dicom es usado para evaluar el riesgo del postulante a un crédito de consumo, ya que este les permite ver tu actividad comercial y financiera en Chile.

 

Banner Crédito de Consumo

 

Pero los bancos no son la única opción. Si estas reportado por error, por una deuda impaga o porque no ha sido actualizada alguna deuda que ya saldaste, aún tienes 2 opciones más para postular a un crédito de consumo con Dicom.

 

La primer alternativa que tienes para postular a un crédito de consumo con Dicom son las cajas de compensación. El principal requisito para postular es ser afiliado. En algunos casos es solicitado un aval que esté igualmente afiliado y que sea firmado un pagaré. Para algunos casos particulares podría ser solicitado el Dicom.

 

Otra opción que tienes para postular a préstamos con Dicom son las Cooperativas de ahorro y crédito. En este caso tendrás que ser socio y cumplir los demás requisitos solicitados según si eres dependiente, independiente o pensionado.

 

En Comparaonline puedes encontrar en un solo lugar las distintas ofertas de Crédito de Consumo del mercado. Compara y elige el crédito más conveniente para ti de manera informada.

 

Leer más
Crédito de Consumo

Aumento del desempleo: ¿Cómo abordar el pago de créditos en casos de cesantía?

Doble fue el alza del desempleo en el Gran Santiago en septiembre según la última encuesta de Ocupación y Desocupación realizada  por el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile.

En lo que va del año el indicador de desempleo subió hasta un 7,1% en septiembre desde el 6,5% registrado en junio. La cifra equivale a 229.700 personas desocupadas. Ahora, en la comparativa con el mismo mes del año 2014, el desempleo también registró un incremento de 1,2 puntos porcentuales. Según el estudio, la cifra es la más alta observada desde junio 2012 (7,2%).

Las áreas laborales más afectadas fueron Transporte y otros con una tasa de 9,0%, seguido por Construcción y Comercio, ambos con 7,9%. Las más a salvo fueron Servicios Comerciales y Servicios de Gobierno y Financieros que registraron tasas de cesantía de 5,1 y 5,6%, respectivamente.

¿Qué hacer en casos de cesantía con los pagos de créditos?

A continuación revisamos las distintas alternativas para un escenario adverso como este.

Si bien es conveniente reservar el Seguro de Cesantía como la última opción para cubrir las cuotas de un crédito hipotecario o de consumo, es importante tener en cuenta que contamos con este recurso para casos de emergencia.

Los trabajadores en Chile cuentan con una protección al estar suscritos a FONASA (Fondo Nacional De Salud), donde pueden acudir para solicitar un apoyo económico con cargo a su fondo de cesantía que les permita solventar los pagos de un crédito, además de otros gastos necesarios, hasta que encuentren un nuevo empleo. Este apoyo no puede exceder del 10% de los pagos realizados al fondo del Seguro de Cesantía y se conoce también como Seguro de Desempleo.

Requisitos para disponer de esta ayuda económica en caso de quedar cesante:

1)      El despido no se debe ser por una causa imputable a ti.

2)      Debes tener por lo menos 12 meses cotizados desde tu última disposición del fondo.

Otra alternativa menos estresante es anticiparse  adquiriendo los seguros por cesantía que se ofrecen cuando solicitas un crédito, los que te ayudarán a reducir las probabilidades de que hagas uso de tu seguro de cesantía, ya que ello afectará directamente al capital disponible para periodos de inactividad.

Al momento de tomar un crédito asegúrate de estipular algunas cláusulas en los contratos, especialmente las que te permitan omitir temporalmente el pago de mensualidades, además de protegerte mediante la adquisición de seguros que cubran algunas cuotas en caso de cese.

En nuestro artículo Protección al crédito: seguros a considerar en casos de cesantía podrás conocer las distintas opciones que ofrecen algunas entidades para protegerte en caso de quedar cesante.

Perder el empleo en estos tiempos es algo muy frecuente debido a la inestabilidad económica mundial. Es importante prever esta situación, especialmente si se cuenta con uno o más créditos. De no hacerlo, se puede poner en riesgo el patrimonio familiar y todo aquello por lo que se ha trabajado durante muchos años.

Leer más
Crédito Automotriz Crédito de Consumo Crédito Hipotecario

CAE en los créditos: todo sobre la Carga Anual Equivalente

Carga Anual Equivalente

Actualizado 29 de mayo 2018.

Consciente de la dificultad para comparar productos financieros, el Sernac creó en 2012 la llamada Carga Anual Equivalente, conocida como CAE. Este indicador permite a los usuarios tener una cifra única, que determina de manera sencilla si el producto financiero en cuestión conviene o no.

Leer más
Crédito de Consumo

Cyber Day: 5 tips para ahorrar

Este lunes 25 de mayo se realizará el 1er CyberDay Chile, una instancia gestionada por los creadores de CyberMonday Chile, el evento de compras online que cada año reúne a más compañías con descuentos y ofertas exclusivas para compradores online.

Desde su creación en 2011, las cifras de ventas logradas por Cyber Monday se han cuadruplicado. Esto impulsó a las empresas a generar una nueva instancia para que los usuarios accedan a ofertas por internet. Así nació el CyberDay.

Pero, además de ser una gran instancia para compras y ofertas, también lo es para gastar de más, perder la paciencia ante la lentitud de los sitios, tener confusiones en las compras o cobros, y además, para los siempre oportunistas estafadores de la red.

Por eso, en ComparaOnline te quisimos echar una manito y te dejamos estos 6 consejos para sacarle máximo provecho a este día de ofertas online.

1.- Actualiza el saldo de tu cuenta online:

Captura de pantalla 2015-05-25 a las 10.40.55

Al haber tanta gente comprando a la vez, los bancos o sistemas de pago online pueden cometer errores o retrasos. Te aconsejamos tener abierta tu cuenta corriente en la web para revisar en tiempo real cualquier monto que se te cobre y no tener problemas.

 

 

2.- Arma un presupuesto y apégate a él:

Captura de pantalla 2015-05-25 a las 10.41.05

una instancia como el CyberDay puede ser una gran tentación para reventar tus tarjetas, cuidado con eso. Si quieres revisar las ofertas y darte un gusto, hazlo, pero define de antemano un tope de gasto, para no desordenar tus finanzas.

3.- Evita “comprar por comprar”:

Captura de pantalla 2015-05-25 a las 10.56.00

Aunque encuentres cosas muy baratas, siempre pregúntate qué es lo que necesitas. Toma este día como una oportunidad para conseguir lo que quieres a precio rebajado y no como un “chipe libre” en tu presupuesto para comprar compulsivamente.

 

 

4.- Utiliza tu computador personal y conexiones seguras:

Captura de pantalla 2015-05-25 a las 10.41.17

Por ningún motivo hagas compras del CyberDay desde cibercafés o computadores de uso público. Utiliza dispositivos personales y conexiones de internet seguras para que nadie grabe tus datos bancarios, contraseñas, etc.

5.- Cuidado con mails sospechosos:

Captura de pantalla 2015-05-25 a las 10.41.25

Un día como el CyberDay es la oportunidad perfecta para que mails de estafa bancaria o correos falsos de grandes tiendas inunden tu bandeja de entrada. Recuerda que los bancos no mandan mails con ofertas y que las tiendas poseen sellos especiales para dar a conocer ofertas. No caigas en trampas por la emoción del momento y cuida tus finanzas

6.- Términos y condiciones ¡Léelos todos!:

Captura de pantalla 2015-05-25 a las 10.41.36

Especialmente al comprar artefactos físicos en el CyberDay, infórmate sobre plazos de entrega, retiro o política de devoluciones y reembolsos. La información puede ser de utilidad en caso de que algo salga mal.

Ya tienes estos tips, ahora sólo falta comprar! Obtén lo que quieras en el CyberDay y recuerda, como último consejo, comparar las ofertas y elegir la más conveniente! Es la forma más inteligente de hacer valer tu dinero online!

Leer más
Crédito de Consumo

Abril: ¿el mejor momento para pedir un crédito de consumo?

Todos preferiríamos tener el dinero en efectivo para comprar todo lo que necesitamos o queremos. Sin embargo, en la economía de hoy eso es casi imposible. Ante este problema, el crédito de consumo es una de las alternativas más útiles que ofrece el mercado financiero.

Se trata de un préstamo por montos bajos y de muy fácil aprobación. De hecho, el crédito de consumo se considera el tipo de financiamiento más sencillo en el mercado financiero. Se utiliza principalmente para gastos urgentes o para darse gustos, como vacaciones o compras.

Pero aún cuando se trate de un financiamiento fácil de obtener, este mes podría ser el más conveniente para solicitarlo, debido a una serie de factores económicos.  En ComparaOnline queremos que siempre obtengas las mejores ofertas, y por eso, te explicaremos en este artículo como elegir el mejor crédito de consumo.

¿Por qué abril es el momento perfecto?

El pasado mes de marzo, las tasas de interés para crédito de consumo cerraron en un 17,8% anual, la cifra más baja desde 2002, año en que comenzaron a medirse estos indicadores. Esto se debe a la baja demanda de los usuarios por estos financiamientos en marzo.

Desde el Banco Central indican que esta baja se debe a que los usuarios prefirieron ahorrar y no adquirir deudas durante marzo, especialmente por encontrarse con un nivel de deuda alto tras navidad y vacaciones de verano.

¿Qué implica esto para ti? Durante el mes de abril, los créditos de consumo vivirán una baja histórica en sus tasas e incluso, muchos bancos han bajado requerimientos en busca de mayor demanda. Por eso, si quieres pedir uno de estos financiamientos para costear algún gusto personal, arreglo en la casa o lo que necesites, abril es el momento!

¿Cuál es el mejor crédito de consumo? Diferencias en el mercado

Por supuesto, existen créditos más convenientes que otros. A pesar de que este mes de abril sea una coyuntura ideal para solicitar este financiamiento, debes prestar mucha atención a la institución financiera o banco donde planeas hacerlo, pues existen grandes diferencias que pueden afectar cuánto terminas pagando.

De hecho, el SERNAC realizó un estudio el pasado mes de marzo, para detectar diferencias en los costos totales de créditos de consumo. Los resultados fueron alarmantes.

En el mercado financiero chileno existen diferencias de hasta tres millones de pesos entre el costo total del crédito más barato y el más costoso.

Ante este escenario, simular tu crédito de consumo antes de contratarlo se vuelve fundamental.  En ComparaOnline puedes hacerlo de forma sencilla y totalmente gratuita. Tómate un par de minutos y elige el mejor financiamiento.

¿Y cómo saber cuál es el mejor? Fíjate siempre en laCAE. El porcentaje que engloba todos los gastos de un crédito y expresa cuánto pagarás anualmente por él. Recuerda que mientras más bajo será la CAE, más “barato” será tu crédito de consumo.

El mejor crédito: infórmate y calcula

Gastar lo menos posible y pagar un interés bajo. Eso es lo que todos queremos al momento de solicitar un crédito de consumo. Para lograr el objetivo, lo mejor es poner atención a algunos detalles fundamentales que decidirán el costo de tu financiamiento y qué tan conveniente resulte para tu economía.

El primer paso para elegir un crédito de consumo conveniente es analizar tu propia economía. Define cuánto puedes gastar en una cuota al mes y no te salgas de ese valor.

A su vez, recuerda que los créditos de consumo son los montos más bajos del mercado financiero y por lo tanto, es más conveniente pagarlos en la menor cantidad de cuotas posibles. Al momento de elegir tu financiamiento, considera uno que no te amarre por demasiados meses: El consumo es un Crédito que se aprueba rápido y se despacha rápido de tu economía.

Cotiza sin presiones

Es muy común que algunos bancos o instituciones financieras utilicen diversas ofertas para que los usuarios contraten con ellos. Frases como “oferta única”, “solo por hoy” o el clásico truco del crédito pre aprobado sólo tienen como intención apurar a los consumidores.

Y si te apuras, no puedes cotizar la opción más conveniente.

No caigas ante la tentación de pedir un crédito sólo por no perder una oportunidad. Y al mismo tiempo, no solicites este Financiamiento si realmente no lo necesitas. El primer paso antes de pedir un crédito de consumo es evaluar si es necesario para tu economía.

 

¿Cuándo necesito un crédito de consumo?

El crédito de consumo es un préstamo de montos pequeños (iguales o inferiores a $5 millones) de aprobación rápida y pensado para cubrir gastos urgentes, situaciones cotidianas o compras.

Si necesitas dinero rápido para cubrir alguna de estas necesidades, y tienes el dinero suficiente para pagar cuotas altas en poco tiempo, entonces el crédito de consumo es una alternativa conveniente para ti.

Te recomendamos que solo lo cotices si tienes la certeza de podrás pagarlo sin dilatar demasiado los meses de cuota. Ten en cuenta que mientras más meses te demores en pagar el crédito, más caro (y poco conveniente) se volverá para ti.

Recuerda siempre que el crédito de consumo, al igual que todo financiamiento, debe ser una ayuda para tu economía y nunca transformarse en un problema.

¡Solicita tu crédito de consumo de forma inteligente!

Ya estás un poco más informado de lo que necesitas para obtener un crédito de consumo conveniente. Sin embargo, nunca estarás completamente informado sobre el mercado hasta que cotices las alternativas y simules tu Crédito.

En ComparaOnline puedes simular gratis tu crédito de consumo. Sólo debes ingresar a nuestro Simulador financiero para acceder a un mundo de alternativas de financiamiento para ti.

Leer más
Crédito Automotriz Crédito de Consumo Crédito Hipotecario

Metas 2015: especial de educación financiera  

Cinco, cuatro, tres, dos, uno: ¡Feliz año nuevo! Desde ese momento, todo comienza de cero. Nos hacemos metas en el trabajo, en el amor, en la familia y, por supuesto, en nuestras finanzas.

“Este año me lo compro”, “este año tengo casa propia”, “este año viajo”, son las frases más típicas con la cumbia de fondo y la champaña en la mano. Pero pasada la caña y el furor de la celebración, nos toca ponernos serios y darnos cuenta de que, para lograr esas metas, necesitamos bajar a la tierra, tener disciplina y ordenar nuestras finanzas.

En ComparaOnline queremos que tengas un año increíble en todo sentido, pero si hay un ítem en el que podemos ayudarte es en tus finanzas. Por eso, preparamos esta guía de educación financiera 2015, para que puedas organizar tus lucas y cumplir tus metas económicas, desde las más pequeñas a corto plazo, hasta esos sueños que parecen lejanos, carísimos e inalcanzables (¡pero no lo son!).

Lo primero: ordenar la billetera

Lo más mágico del año nuevo es la capacidad de empezar de cero en todo. Para hacerlo en tus finanzas, lo primero es dejar atrás todos los problemas y cabos sueltos del 2014 que se fue. No te estamos hablando de cábalas, sino de ajustar cualquier desorden financiero que haya quedado del año anterior.

¿Qué quiere decir esto? Si tienes deudas, resuélvelas lo antes posible, si puedes hacer cortes en tus gastos y alivianar tu carga monetaria, toma las riendas y deshazte de ese servicio que ya no utilizas y tienes “por si acaso”.

También es buena idea que te tomes las fiestas y las vacaciones con calma. Si tu plan en el año es ahorrar para un proyecto mayor, tal vez no sea buena idea tirar la casa por la ventana este verano (a menos que ese sea justamente tu proyecto).  Piensa siempre a largo plazo y preocúpate de llegar a números azules, o lo más azules que puedas, lo antes posible en el año.

Con las finanzas ordenadas, ya tienes un buen piso para planificar tu año. Te recomendamos las siguientes prácticas que te pueden ayudar a lo largo del 2015 a llevar tus lucas con más conciencia.

rsz_1tips_financieros

1.- Haz una planilla de Excel con tus entradas de dinero mensuales y gastos. Revisa periódicamente y calcula de dónde puedes sacar más plata para ahorrar. Te sorprenderá cómo todo se ve más claro en una planilla simple y bien detallada.

2.- Establece un monto semanal de “caja chica personal” ¡y respétalo siempre! Al revisar tus gastos siguiendo el primer consejo, te darás cuenta que gastas más de lo que crees en cosas innecesarias, desde una lata de bebida que te tomas porque si hasta una prenda que compraste “porque la pillaste barata” y jamás usas.

3.- Reserva siempre un poco de tu dinero para divertirte o darte un gusto. Si solo te enfocas en “manejar” tu presupuesto, te frustrarás y sentirás que “vives para trabajar”. El dinero también se disfruta, pero con responsabilidad y siguiendo una regla básica: no gastar más de lo que tienes.

Ahora sí. Con tus deudas bajo control, tus números azules (o casi) y estos tres hábitos financieros saludables, podemos empezar a trazarnos metas a corto, mediano y largo plazo.

Metas de corto plazo

corto plazo

¿Te quieres comprar una tele nueva? ¿Este año sí o sí cambias el auto? ¿Vacaciones de invierno al Caribe, escapando del frío? Cualquiera sea tu plan, si lo puedes cumplir entre seis meses y un año, es una meta de corto plazo.

Lo más importante en este tipo de objetivos es ser realista. La gracia del corto plazo es que no te costará demasiado tiempo llegar a ellos de forma constante y, por sobretodo, concreta.

Todos hemos tenido ese momento en donde decimos “si ahorro dos tercios de mi sueldo y solo tomo sopa durante un mes, lograré ahorrar X cantidad” pero, hablando seriamente, no es una medida lógica.

Entonces, el truco está en plantearse una meta de ahorro realista y realizable para lograr aquel objetivo y siempre evitar el endeudamiento. Es decir, para metas de corto plazo conviene ahorrar previamente en vez de endeudarse con créditos de consumo o tarjetas de crédito.

Evita las tarjetas de crédito, los avances en efectivo, el sobregiro de la cuenta corriente y todo el dinero “prestado” para este tipo de proyectos. Recuerda que la gracia de una meta a corto plazo es obtenerla y olvidarla, no que se convierta en un lastre de todo el año.

¿Por qué? Porque de lo contrario, pasarás todo tu 2015 pagando algo que compraste recién en enero, y nuevamente verás tu presupuesto limitado por las deudas. Evita entrar en esa espiral económica peligrosa y ten paciencia. Ahorra, espera y compra al contado.

Si quieres comprar un bien material en una multitienda, trázate un plan de dos o tres meses en que puedas apartar dinero y comprarlo. En el caso de un bien más costoso, como cambiar el auto, lo ideal es planificar un semestre de ahorro como mínimo.

Sumado a esto, te recomendamos leer muy bien los momentos del mercado. Planifícate para comprar cuando las cosas vayan a la baja y estén más baratas, de esta forma ahorrarás hasta un 25% en cualquier bien.

Por ejemplo, en el caso de un automóvil, te resultará conveniente planificar tu primer semestre para ahorrar y comprarlo en agosto, justo antes del cambio de año del parque automotriz, donde los modelos del año anterior sufren todo tipo de rebajas y promociones de las concesionarias.

Lo mismo corre para los viajes: planifica tus vacaciones en temporada baja y esquiva el alza de precios de los vuelos o buses.

En resumen, si quieres lograr tus metas de corto plazo:

1.- Establece medidas de ahorros realistas y de pocos meses.

2.- Se paciente: prefiere el ahorro sobre el endeudamiento.

3.- Lee los momentos del mercado: compra cuando esté barato.

Metas de mediano plazo

mediano plazo

Si lo que buscas este año es plantar las semillas de tu gran proyecto para el 2016, entonces tus medidas podrían calificarse de mediano plazo. Ahorrar para irte de viaje por el mundo, acumular dinero para seguir estudios superiores en Chile o el extranjero, irte a vivir con la pareja o incluso tener un matrimonio con todo. Para lograr esos sueños en 2016, este 2015 debes planificar tus lucas de la mejor forma.

Lo primero en estos casos es mentalizarte y disciplinarte bajo la siguiente premisa: si quiero disfrutar el 2016 con mi sueño hecho realidad, entonces mi 2015 debe ser de trabajo y orden.

No queremos ser aguafiestas, pero quizás tus vacaciones de este año no deban ser tan glamorosas ni exóticas. Lo mismo tus carretes o compras: más vale ir buscando el sustituto y no el original de eso que querías comprarte, porque lo que te toca ahora es ahorrar.

La diferencia con las metas de corto plazo es que tu objetivo de ahorro debe ser más ambicioso. Todo parte con una meta económica: para fines de 2015 buscarás acumular X cantidad de dinero y ordenarás tu presupuesto de manera lógica para llegar a esa meta, considerando solo variables concretas en el presente.

Esto quiere decir que no hay espacio para soñar con aumentos de sueldo, loterías, o el pago de ese dinero que te deben hace rato. Solo con el presupuesto mensual tendrás que hacer los ajustes necesarios.

Pero así como no se puede contar con el dinero que no se tiene, se debe tener muy presente que tu año estará lleno de imprevistos donde tendrás que gastar. A la hora de armar tu presupuesto anual, considera siempre un monto que deberás destinar a lo que el 2015 te vaya deparando.

La clave para lograr metas económicas de mediano plazo es construir en tu vida el “hábito de ahorrar”. Hoy en día existen muchas apps de celular que te ayudan a ordenar tus finanzas, y pueden serte útiles para establecer “el hábito de ahorrar”, que es adquirido, cuesta trabajo y puede ser tan difícil como dejar de fumar.

Y al igual que cuando quieres dejar un vicio, el apoyo de tus cercanos es fundamental. Si quieres darte un año de ahorro, pide apoyo a tu círculo más cercano y ponlos sobre aviso. En especial si se trata de un proyecto familiar o de pareja, en donde todos deberán apretarse el cinturón para llegar a la meta.

En resumen, si quieres lograr tus metas de mediano plazo:

1.- Establece una meta anual de cuánto ahorrar.

2.- Contabiliza solo el dinero seguro que tendrás. Nada de especulaciones.

3.- Considera siempre un monto guardado para imprevistos. Nadie sabe lo que te depara el año.

4.- Construye un hábito de ahorrar de manera consciente.

Metas de largo plazo

Largo plazo

Aquí es donde la situación se pone más difícil. Las metas de largo plazo implican siempre un gasto titánico para tu economía y deben ser planificadas con mucha antelación. Probablemente para estas te demores entre dos a cuatro años, dependiendo de tu economía, y se relacionan con grandes proyectos de vida, como irte a vivir fuera, tener hijos o el más común de todos: la casa propia.

Inevitablemente, en tus metas de largo plazo tendrás que sumar todo lo aprendido en las metas anteriores: tener tus finanzas ordenadas, ser paciente y riguroso, tener un hábito de ahorrar y, sumado a todo lo anterior, educarte financieramente para hacer rendir tu dinero.

Para metas ambiciosas como un inmueble o una familia, es necesario explorar alternativas de movimiento de tu dinero: fondos mutuos, acciones, cuentas de ahorro. Todos estos factores que te permitan ahorrar tu dinero y sumar intereses se convertirán en fundamentales.

Por ejemplo, en el caso que tu meta sea la casa propia, necesitarás ahorrar dinero para un pie. Te recomendamos abrir una Libreta de ahorro para la vivienda, pero no sin antes cotizar el mercado.

Estudios del SERNAC indican que la diferencia entre la opción de banco más y menos convenientes para ahorrar son de un 0,10%. Si, por ejemplo, ahorras 65 mil pesos al mes y no realizas giros, tendrás una suma de $1.211.398 con la mejor alternativa del mercado y $1.198.120 con la menos conveniente.

Otra forma de hacer crecer tu dinero para ese proyecto es por medio de Fondos Mutuos, en el que entregas un monto a una administradora que lo re invierte y se encarga de hacerlo crecer. Cabe señalar que esta es una práctica riesgosa, pues tu ganancia dependerá de las inversiones, pero de producirse movimientos positivos en el mercado, puedes incrementar el monto inicial hasta en un 10%.

Al tratarse de metas que te demorarán tiempo, es muy útil establecer hitos en tu planificación, una suerte de “mini metas” a tres o seis meses, en las que puedas revisar el estado de tu avance y hacer los ajustes necesarios en tu presupuesto o a nivel financiero (cambiar de banco, de cuenta o de estrategia para mover tus lucas).

La clave para lograr metas financieras a largo plazo es movilizar el dinero, pues tu capacidad de ahorro puede no ser suficiente para acumular las cantidades necesarias. Cotizar alternativas y elegir las que mejores condiciones te brinden, ya sea que quieras arriesgar o no en tu capital, es tu alternativa.

En resumen, si quieres lograr tus metas a largo plazo:

1.- Planifica con antelación. Te demorarán años.

2.- Moviliza tu dinero y hazlo crecer con ayuda del mercado financiero y el ahorro en bancos.

3.- Establece pequeñas metas trimestrales o semestrales que te ayuden a organizar tu plan de ahorro a nivel macro.

Cotizar: la mejor alternativa para un ahorro inteligente

No importa cuáles sean tus metas financieras para 2015, ahorrar en tus servicios siempre será un aporte a tu economía. Para nunca pagar de más, lo ideal es cotizar, comparar y simular tus servicios financieros.

De esta forma, podrás hacer una proyección de las cuotas, intereses, gastos operacionales y plazos de tu tarjetas de créditocrédito hipotecario, crédito automotriz o de consumo, y ordenar tus finanzas con la mejor opción disponible.

En ComparaOnline puedes cotizar, comparar y simular tus créditos con solo unos pocos clicks. Ingresa a nuestro comparador y descubre las oportunidades que el mercado tiene para ti, sin moverte de tu escritorio.

Haz una compra informada e inteligente de tus servicios financieros en este 2015, visita ComparaOnline y descubre un mundo de ahorro para ti.

Leer más
Crédito de Consumo

Gastos de fin de año: guía para no sobre endeudarse

Fin de año es sinónimo de fiestas, celebraciones, cábalas y propósitos para el futuro. Lamentablemente, también es tiempo de compras excesivas, presupuestos desordenados y endeudamiento.

Entre gastos por Navidad, Año Nuevo y vacaciones, los chilenos gastan en promedio un 30% más en diciembre que en el resto de meses del año. Para mitigar estos gastos, la mayoría recurrimos a créditos de consumo o al uso indiscriminado de nuestra tarjeta de crédito.

En ComparaOnline queremos que cuides tu economía y no te endeudes de forma irresponsable. Por eso, preparamos esta guía financiera especial, que te enseñará a pasar un fin de año y verano increíble sin necesidad de reventar tus cuentas.

Mirada a largo plazo: piensa en marzo

marzo2

El primer paso para planificar de forma moderada nuestros gastos de fin de mes es recordar marzo. Es bastante aguafiestas mencionar al tercer mes del año cuando recién estamos esperando la navidad. Pero así como en esta época se gasta más dinero, en marzo la situación es similar.

Endeudarse a fin de año para navidad, año nuevo o un viaje de vacaciones de verano implica que en marzo se juntará el crédito que pediste con todo el resto de los gastos de ese mes. En marzo, los chilenos gastamos hasta un 41% más que nuestro presupuesto en un mes “normal”, entre el colegio de los hijos, el Seguro Obligatorio del Auto (SOAP) y más.

Consciente del sobre endeudamiento en que los chilenos caemos para estas fiestas, El Super Intendente de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) Eric Parrado, hizo un llamado a la cautela con la billetera.

El chileno no sabe endeudarse responsablemente. La idea es mantener un presupuesto equilibrado y no excederse un mes para pagarlo el resto del año”, sostuvo la autoridad de gobierno.

En efecto, si te endeudas mas allá de tus posibilidades en estas fiestas de fin de año, es muy probable que vuelvas de tus vacaciones a pagar el crédito de consumo, las tarjetas de crédito o de casas comerciales, y que todo ese gasto se junte con los útiles escolares, patentes, seguros y revisiones de tu auto, matrículas y más.

Lo que suele ocurrir con las personas que revientan su economía para navidad o el verano es que, llegado marzo, su presupuesto inevitablemente colapsa”, comenta Hernán Calderón, presidente de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios, CONADECUS.

El consejo: haz un presupuesto

Antes de pedir un crédito de consumo o usar tus tarjetas de crédito, planifica tu presupuesto y considera el mes de marzo como un período tanto o más intenso para tu bolsillo como lo serán las fiestas.

En acciones concretas, calcula si podrás pagar la cuota del crédito de consumo o tarjeta, sumado al resto de gastos que surjan tras las vacaciones. Planificar a largo plazo y ordenar tus finanzas. Recuerda que la idea es disfrutar de las mejores fiestas o vacaciones que puedas pagar, y no que hagan colapsar tu economía.

Sigue la regla del 10%

10 porciento

Entonces la pregunta es: cómo armar tu presupuesto si necesitas pedir un crédito de consumo para estas fiestas. El consejo que te daremos a continuación puede sonar obvio, pero es importante recordarlo siempre: Solo debes pedir un monto que puedas pagar.

Por supuesto, tú conoces tu presupuesto y por lo tanto, serás el único que podrá saber qué puedes pagar y qué no. Pero aquí hay un tip que puede ayudarte: para asegurarse de que podrás pagar la cuota de un crédito, usa la regla del 10%.

Esto consiste en asegurarse de que la cuota mensual del crédito nunca sobrepase el 10% de tus ingresos líquidos.

Es importante gastar solo lo que no nos sacará dinero de otros gastos. Separar el dinero para todo lo que necesitamos pagar y usar lo que sobre para nuevos proyectos es lo ideal”, explican desde SERNAC Financiero.

Complementario a esta regla del 10%, debes fijarte cuánto te demorarás en pagar completamente el crédito que pediste, y que ese plazo no supere la vida útil de lo que comprarás.

Dicho de otro modo, si vas a estar un año pagando un viaje de una semana, probablemente no estés tomando una decisión inteligente o responsable con tu economía y debas reconsiderar tu compra o buscar alternativas más baratas.

El consejo: haz gastos por temporada

Si vas a comprar algo para fin de año o vacaciones, no demores más de cinco meses en pagarlo, de otro modo, se creará un círculo vicioso en tu presupuesto, en el que pagarás un año entero los gastos de una temporada y te restringirás en otros proyectos importantes o en ahorrar, una práctica que debieses tener como constante durante todo el año, en la medida de lo posible.

 

Tarjeta o crédito: nunca combines

credito

Solicitar un crédito de consumo ya es una responsabilidad financiera importante. Después de todo, estarás varios meses pagando un gusto que durará solo unos días y si no lo cotizas de forma inteligente, puede desarmar tu presupuesto.

Pero si las cuotas de un crédito de consumo ya son suficiente para apretar tu cinturón, combinar este préstamo con deudas en casas comerciales o tu tarjeta de crédito puede ponerte en graves aprietos económicos.

La recomendación es a financiar tus gastos de fin de año con un solo método de crédito, y no usar tarjetas + préstamos de consumo. De lo contrario, tu nivel de deuda será demasiado y tu presupuesto colapsará en algún ítem, en especial hacia marzo.

Mezclar créditos puede crear un efecto negativo en los presupuestos familiares. Lo ideal es elegir una forma de financiar nuestros gastos y ser responsables al respecto”, comentan desde la SBIF. 

El consejo: administra tu deuda

Si vas a pedir un crédito, asegúrate de tener bajo control las cuentas de tus tarjetas de crédito. Si vas a usar tarjetas, asegúrate de usar solo una y administrar tu deuda desde allí. Recuerda que esta época es para celebrar y descansar. No sumes dolores de cabeza a tu presupuesto que al avanzar el año pueden costarte, literalmente, muy caros.

Cotiza tus opciones de crédito de consumo y fíjate en la CAE

CAE2

Si estas decidido a solicitar un crédito de consumo para financiar tus gastos de fin de año o vacaciones, ten en cuenta que las ofertas del mercado son variadas. Esto quiere decir que si te quedas con lo primero que encuentres, puedes terminar pagando, o endeudándote de más.

Por eso es fundamental cotizar tu crédito de consumo, y para hacerlo, lo mejor es comparar la Carga Anual Equivalente, CAE, de cada uno de ellos.

Este valor, representado en un porcentaje único, determina cuánto costará tu crédito en un año, e incluye gastos operacionales, intereses, seguros asociados, etc.

Recuerda que en ComparaOnline puedes simular las alternativas de crédito de consumo disponibles en el mercado y elegir la más conveniente para financiar tu fin de año. Haz una compra inteligente y asegúrate unas fiestas y un verano incomparables.

Leer más
Crédito de Consumo

¿Cuánto solicitar en un crédito de consumo?

¿Estás pensando en pedir un crédito de consumo? Antes de hacerlo, existen algunas cosas que tienes que evaluar. Veremos ahora qué monto deberías pedir para tu crédito de consumo, y si está relacionado con tu capacidad de pago, entre otras cosas. Sin embargo, no es motivo para desesperar: existe una forma muy sencilla para que calcules cuál es el monto que deberías pedir.

En primer lugar, debes fijarte cuál es tu ingreso total mensual. En este caso, se trata de tu sueldo, sumado a cualquier otro tipo de ingreso que recibas durante ese período de tiempo. Por ejemplo, en este caso puedes sumar pensiones, arriendos de propiedades, y más. Sin embargo, éste no es el monto total que tienes que considerar.

Del primer número tienes que restar tus gastos fijos: tu arriendo o dividendo, las cuentas de los servicios básicos, el pago de la universidad o del colegio, alimentación, y transporte, entre otras cosas. Si tienes otros gastos fijos por mes, como por ejemplo, medicina prepaga, deberás incluirlos también aquí.

Además se incluyen otro tipo de compromisos financieros que tengas. En esta categoría ingresan las compras a plazo. Las cuotas correspondientes deben ser ingresadas como parte de tus gastos. Una vez que termines de hacer esta cuenta, el saldo te indicará cuál es tu capacidad de pago para poder asumir un crédito de consumo.

Existe otra eventualidad que tienes que considerar para controlar el monto: los gastos no contemplados. En este caso, es recomendable que tengas un monto destinado a cubrir estas necesidades. Cuando solicitas un crédito de consumo, esta es la renta compatible que tienes que tener en cuenta para poder determinar si puedes pagar la cuota mensual.

¿Qué puedes hacer antes de pedir un crédito de consumo? Puedes llevar adelante una simulación, para ver el monto de la cuota y determinar cuántas cuotas pagarás durante el período definido para el crédito. Para hacer esta simulación, tienes que fijarte en la tasa de interés y en la cuota final para un mismo plazo.

En ComparaOnline podrás simular gratis y sin moverte de tu casa un crédito de consumo a tu medida. ¿Qué esperas? ¡Ahorrarás tiempo y dinero!

Leer más
1 2 3 4