Tarjeta de Crédito

¿Cómo usar una tarjeta de crédito?: Consejos para el buen uso

páginas de ventas por Internet
0

Hay un viejo dicho que dice: “no hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague”. Por ello, es necesario saber cómo usar una tarjeta de crédito y planificar nuestros compromisos financieros asumidos.

Esto no es un asunto menor. En Chile, una de cada tres personas mayores de 15 años posee una tarjeta de crédito, ya sea bancaria o no bancaria, según lo estipula un informe de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF). Esto refleja el alto número de potenciales compradores que necesitan una mayor educación financiera para un endeudamiento responsable.

 

En Compara queremos aportar al proceso de educación a través de consejos útiles para saber cómo usar una tarjeta de crédito. También dejamos a disposición nuestro comparador de productos, que permitirá tener mayores referencias de lo que más te conviene.

Cómo usar una tarjeta de crédito

Para saber cómo usar una tarjeta de crédito, y aunque parezca obvio, hay que partir de la base de que lo que se utiliza es dinero prestado por alguna institución. O sea, es un crédito que se debe pagar en algún momento, y cuya deuda puede crecer cuando no se cumple con este compromiso.

 

Por eso, el uso del cupo de la cuenta crediticia disponible -que puede llegar a millones de pesos o miles de dólares listos para ser gastados al momento- debe ser siempre a conciencia: ¡la razón y la tentación deben complementarse!. El pago con este sistema debe responder al realismo de nuestro bolsillo y a las condiciones concretas de nuestras finanzas.

 

Dicho lo anterior, para saber cómo usar una tarjeta de crédito se deben considerar algunos elementos antes, durante y después de su uso.

 

Antes del pago con tarjeta

Algunos puntos a considerar previo al pago con tarjeta son:

 

  • Evaluar si puedes comprar en efectivo. Dependiendo del estado de las finanzas personales, hay que evaluar si se puede comprar al contado. Por lo general, se recomienda que el pago con tarjeta se haga para bienes y/o servicios durables, o bien que impliquen un costo elevado.
  • Averiguar el comercio asociado. Según el tipo de institución que te entregó la tarjeta, existen locales comerciales que tienen determinados descuentos o beneficios al usar esta herramienta.
  • Estar atento a promociones y/o beneficios. Los bancos e instituciones emisoras de las tarjetas realizan campañas de fidelización de clientes bajo condiciones que favorecen a quienes usan sus productos. Muchas promociones se avisan por medio de correos electrónicos, pero sea cual sea el medio de difusión, se deben explicitar las condiciones y los costos asociados.
  • Ver si te conviene comprar online o de forma presencial. Hoy en día, las tiendas tienen precios diferenciados para un mismo producto, y ambas formas de compra contienen las opciones de pago con tarjeta crediticia.
  • Solicitar una actualización de la tarjeta. Esto es uno de los puntos de la campaña #Cuidatutarjeta, donde se recomienda cambiar tu antiguo plástico por uno nuevo, para que contenga mecanismos de seguridad complementarios como lo es el chip inteligente.
  • Revisar el cupo disponible. Esto es fundamental para no quedarse “con el carro lleno” y ser rechazado por no contar con recursos en tu línea de crédito.
  • En caso de viajar al extranjero y querer utilizar el cupo internacional, debes avisar al banco con anticipación a qué países irás, para que liberen la opciones de uso en esos lugares y no te bloqueen la tarjeta.

Durante el pago con tarjeta

Cuando ya has elegido tus productos y estás concretando la transacción, se recomienda lo siguiente:

 

  • Si tu pago es por Internet verifica que el sitio sea de transacción segura. Eso se puede comprobar en la URL de la página (que aparece en el espacio superior del navegador, donde se escribe el nombre del sitio web). Debe aparecer una letra s después del clásico “http”. O sea, debe ser “https”.
  • Cuando la transacción es presencial, no pierdas de vista la tarjeta. Procura que sea pasada solo por una máquina. Si te genera demasiada sospecha, coloca una clave errónea, ya que si la compra es aceptada significa que podrías ser víctima de un delito.
  • Determina la cantidad de cuotas de acuerdo a plazos razonables y montos que puedas cubrir. Si es posible pagarlo en una sola cuota, hazlo, ya que te ahorrarás intereses y comisiones aplicados al pago mensual.
  • Cuida la privacidad de la clave secreta. Siempre procura tapar el teclado donde introduces tu contraseña, ¡y no la compartas con nadie!. En este sentido, ningún banco o institución comercial te va a solicitar este dato por correo electrónico.

Después del pago con tarjeta

Una vez concretada la transacción, considera los siguientes puntos:

  • Paga antes de la fecha de facturación. Trata de cumplir con este plazo, ya que con ello te ahorrarás intereses y cobros adicionales, e incluso te puedes enfrentar al bloqueo de tu línea de crédito si es que no pagas.
  • Evita el pago mínimo de la cuota, ya que esta opción hace que se pague el interés y las comisiones, y no necesariamente implica una disminución de la deuda adquirida. ¡Trata de salir lo antes posible de lo adeudado!
  • Exige un voucher o comprobante del valor total de la compra.  Este te permitirá compararlo con el Estado de Cuenta y hacer los reclamos pertinentes cuando haya algún error.
  • Comprueba el Estado de Cuenta. Esto asegurará que veas las operaciones realizadas, mantengas un control de tus gastos y planifiques los pagos comprometidos.
  • Ante sospecha o evidencia de estafa o clonación, avisa de inmediato a tu banco y llama a Carabineros (133) o a la Policía de Investigaciones (134).

 

Dados estos consejos para saber cómo usar una tarjeta de crédito, ¡ahora te invitamos a visitar nuestro comparador virtual y evaluar qué producto te conviene más!

Tal vez podría interesarte
Tarjeta de crédito y débito: ¿cuáles son las similitudes y diferencias?
Comisión mensual tarjeta de crédito Visa Chile
Tarjeta de Crédito Visa: ¿Cuál cobra menor comisión mensual?

¡Suscríbete y recibe las actualizaciones del blog!