< Volver a Finanzas

4 motivos para usar tu tarjeta de crédito antes que la de débito

¿Qué tarjeta da más beneficios? ¿Con cuál pagar?

Escrito por Clara Escobar

Elegir una tarjeta de débito es una buena forma de evitar las deudas de usar una tarjeta de crédito. Sin embargo, entre la construcción de tu historial de crédito, la protección de tu cuenta corriente y la generación de intereses, hay varias razones por las que es más conveniente elegir crédito y no débito.

Según el Informe de Inclusión Financiera en Chile en 2019 presentado por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, sobre el porcentaje de población adulta con productos bancarios por género, el 24,9 % de los hombres y el 27,2 % de las mujeres tienen al menos una tarjeta de crédito bancaria. Así que ya existe un gran número de personas que puede elegir tener más beneficios.

Si gastas dentro de tus posibilidades y pagas el saldo completo todos los meses, no tienes que pagar intereses y deuda. Estas son las acciones que te permiten usar la tarjeta de crédito sin problemas. Además puedes aprovechar varios beneficios, incluida la posibilidad de mejorar tu perfil crediticio y la oportunidad de obtener valiosas recompensas.

Si te decides a usar tu tarjeta de crédito para sacar los mayores beneficios tienes que usarla como si fuera una tarjeta de débito. Esto significa no gastar más dinero del que tienes y no dejar un saldo mes a mes pagando el monto mínimo o solo una parte de tu saldo. Tienes que pagar el saldo total cada mes para evitar cargos extra y acumular deudas.

También te puede interesar leerFacturación de tarjeta de crédito: ¿cómo funciona? para saber mejor cómo administrar los gastos que hagas.

Así que ahora veamos cuáles son esos importantes motivos para inclinarte más por la tarjeta de crédito antes que por la de débito.

1. Usa tu tarjeta de crédito para proteger tu cuenta bancaria

Las tarjetas de crédito ofrecen una protección más robusta contra el fraude y ofrecen un grado de separación de tu cuenta bancaria, lo que sirve como una medida de seguridad adicional.

Las tarjetas de débito están conectadas directamente a tu cuenta. Cada vez que realizas una compra, ya sea que se procese como crédito o débito, los fondos se extraen inmediatamente de tu cuenta y se transfieren al comerciante. Es como un cheque electrónico.

Si un ladrón se apodera de tu tarjeta y realiza un retiro, perderás todo el efectivo que la persona gaste o que pueda extraer del cajero. Si bien la mayoría de los bancos y procesadores de tarjetas ofrecen al menos una protección básica contra el fraude, es posible que no recuperes el dinero de inmediato, especialmente si hace falta una investigación larga.

Con una tarjeta de crédito, sin embargo, el dinero en tu cuenta bancaria no se contabiliza hasta que pagues tu estado de cuenta. Si alguien roba tu número y realiza cargos fraudulentos, puedes marcarlos como fraude y de esa forma no tendrás que pagarlos (la tarjeta se congelará) mientras se investiga la situación. No tienes que preocuparte por perder dinero.

Infórmate más sobre la clonación de tarjetas y las estafas por internet para que sepas qué medidas puedes considerar para cuidar tu cuenta y tarjetas.

2. Para obtener recompensas

Muchas tarjetas de crédito ofrecen recompensas de viaje o reembolso en efectivo por cada peso que gastas. Algunas ofrecen más recompensas por ciertas compras, como salir a cenar, comprar comida, bencina o gastar en viajes, lo que te permite acumular más con tus gastos habituales.

Si bien algunas tarjetas cobran comisiones anuales, a menudo las recompensas y  beneficios pueden superar dichas comisiones. Si pagas el saldo completo cada mes y no acumulas intereses, ganas efectivo o puntos solo realizando tus gastos de rutina. 

Intercambio de una tarjeta de crédito
Usa tu tarjeta de crédito para todo y obtén más beneficios

3. Para mejorar tu perfil crediticio

Casi todas las personas tienen un perfil de crédito guardado por las instituciones financieras del país. Este perfil contiene información sobre cada préstamo solicitado, retenido o pagado y se toma en cuenta a la hora de otorgar nuevos préstamos.

Tu perfil crediticio se afecta positivamente por transacciones que muestran un uso responsable del crédito: como un historial de pagos puntual, haber tenido varias cuentas, no tener grandes deudas y el acceso al crédito durante un período prolongado. Por otro lado, el perfil se afecta negativamente por no realizar pagos, hacerlos fuera de fecha o no tener buen historial de crédito.

Cuando usas y pagas una tarjeta de crédito todos los meses, esto mejora tu perfil crediticio. Así, cuando llega el momento de solicitar un préstamo importante, para un automóvil o una hipoteca, es más probable que se apruebe a una tasa de interés más baja si tienes un historial crediticio positivo. El uso de una tarjeta de débito no afecta en absoluto tu historial crediticio.

4. Mayor protección de tus compras y en los viajes

Muchas tarjetas de crédito ofrecen ciertas protecciones para compras y viajes. Algunos de estos beneficios pueden ser una cobertura como un seguro de retraso de viaje, que cubre los costos de hoteles, ropa, alimentos y artículos de tocador si tu vuelo se retrasa durante la noche.

Otra oferta son las protecciones de compra. Si algo que compras está dañado, se pierde, te lo roban o es inutilizable dentro de un plazo determinado después de haberlo comprado, puedes tener una cobertura por reclamo, siempre que hayas elegido la tarjeta de crédito para comprarlo. También pueden incluir una protección de garantía extendida, que ofrece un año adicional de cobertura en determinadas compras que vienen con una garantía del fabricante de tres años o menos.

Las tarjetas de débito generalmente no ofrecen protecciones similares, lo que significa que es más inteligente usar una tarjeta de crédito para tus compras más importantes y tus viajes.

Puedes leer más similitudes y diferencias entre estas tarjetas si aún te quedan dudas.

Si ya te convenciste y estás dispuesto a solicitar tu Tarjeta de Crédito, te invitamos a usar el Compara y cotizar distintas tarjetas.