¿Conviene comprar un auto con crédito inteligente o convencional?

La elección entre un crédito automotriz inteligente o uno convencional depende de tu estilo de vida, tus preferencias financieras y tus planes a largo plazo. A continuación te presentamos todo lo que necesitas saber para tomar la mejor decisión.

Silvana Spadafore
11 de octubre 20234 min de lectura

En la actualidad, la adquisición de un vehículo se ha convertido en una decisión relevante en la vida de muchas personas. Uno de los aspectos cruciales a considerar al tomar esta decisión es el tipo de financiamiento que mejor se adapte a tus necesidades. En este artículo, exploraremos las diferencias entre el crédito automotriz inteligente y el crédito automotriz convencional para ayudarte a determinar cuál es la opción más adecuada para ti.

Índice


    1. 1. Crédito automotriz inteligente
    1. 2. ¿Cómo funciona el crédito automotriz inteligente?
    1. 3. Crédito automotor convencional

¿Vitrineando créditos para autos?

Tenemos justo lo que necesitas. Compara

Comparar créditos

Estamos en época de recambio de vehículos, por eso a la hora de elegir un crédito automotor tienes que saber que existen dos alternativas: una es el crédito automotriz inteligente y la otra es el crédito automotriz convencional. Revisemos sus principales características para que puedas saber qué tipo de usuario eres y así elegir mejor según lo que necesites.

Crédito automotriz inteligente

Está pensando para aquellos conductores que prefieren cambiar su vehículo con relativa frecuencia, normalmente cada dos o tres años. A continuación, te presentamos algunas de sus características principales:

  • Para acceder a un crédito automotriz inteligente debes tener el 20% o 30% del valor del vehículo como pie mínimo inicial.
  • Los plazos del crédito automotriz inteligente son de 24 o 36 meses.
  •  El vehículo que compres queda en prenda.
  •  Una vez finalizado el plazo del crédito automotriz inteligente puedes elegir entre quedarte con el auto, devolverlo o acceder a uno nuevo. Cada una de estas opciones bajo sus respectivas condiciones que explicaremos más adelante.

¿Cómo funciona el crédito automotriz inteligente?

A diferencia del crédito automotriz convencional, la compra inteligente de autos divide el valor a financiar de la siguiente manera:

Image of credito inteligente automotriz

La compra inteligente de autos te permite pagar en cuotas entre el 30% y el 40% del vehículo en un plazo de 24 o 36 meses, según lo prefieras. Durante este período, la cuota a pagar tiene incluidas las tasas de intereses y gastos operacionales correspondientes al valor total financiado.

Una vez que se cumple el plazo del crédito automotriz inteligente, tienes un saldo del 40% o 50% del valor del vehículo (VFMG), que puedes elegir dentro de tres alternativas para pagar:

Alternativa 1 | Renovar el vehículo

La compra inteligente de autos está diseñado para los que les gusta cambiar de auto con frecuencia. Por eso la primera alternativa que tienes es renovar tu vehículo accediendo a un nuevo crédito.

En este caso, la automotora tasa el auto para recibirlo como parte de pago del saldo que tienes. Si la tasación del auto es mayor al valor de la deuda, tendrás un dinero a tu favor para usar como pie para tu nuevo auto.

La gran ventaja es sacarle provecho a un auto durante sus mejores años y luego optar nuevamente por un 0 km con cuotas cómodas. Es importante que evalúes que en algún momento vas a tener que cerrar el ciclo y decidir entre quedarte el vehículo, entregarlo o venderlo. A continuación te explicamos las alternativas que tienes:

Alternativa 2 | Quedarte con el auto

Al financiar un vehículo con el crédito automotriz inteligente, también tienes la opción de quedarte con él, luego de haber pagado todas las cuotas. Para hacerlo, tienes que pagar un cuotón que equivale al 50% o 40% del valor total del auto cuando estaba nuevo. Este valor es informado al momento de la venta, se denomina VFMG (Valor Futuro Mínimo Garantizado) y corresponde al valor que tendrá tu auto dentro de dos o tres años, según sea el plazo del crédito.

El cuotón lo puedes refinanciar, pagar con recursos propios o solicitar un crédito a otra institución financiera. La desventaja de esta alternativa es que al sumar el pie inicial (lo pagado en el crédito y el cuotón), el costo total que pagues por el auto será mucho mayor que sí lo comprabas con un crédito convencional.

A menos que tengas la posibilidad de venderlo a un precio mucho mejor que el que paga la automotora, esta alternativa no es muy conveniente para tu bolsillo.

Alternativa 3 | Devolver el auto

Si al finalizar el pago de tu crédito automotriz inteligente no quieres quedarte con el auto, ni adquirir uno nuevo, tienes la opción de regresar el vehículo.

Para esta transacción la automotora tasa tu auto para recibirlo como parte de pago y saldar tu crédito. De la misma manera que en la Alternativa 1, en caso que el VFMG sea menor a la tasación del auto, tendrás un saldo a tu favor que te van a devolver.

Es importante tener en cuenta las condiciones que rigen en el contrato del crédito automotriz inteligente para que sea válida la devolución del vehículo. Revisa principalmente lo referente al kilometraje y la instalación de accesorios para estar seguro al momento de hacer el trámite.

Crédito automotor convencional

Es la elección de quienes prefieren pago completo. Se adapta a aquellos consumidores que prefieren adquirir un vehículo a su nombre mediante el pago completo. A continuación, algunas de sus características destacadas:

  • Es un tipo de financiamiento pensado para un consumidor que da preferencia al pago completo para tener el auto a su nombre.
  • Los pagos mensuales estipulados para la extinción de la deuda son iguales en todos los períodos.
  • Por lo general, las entidades que otorgan un crédito automotor convencional exigen un pie mínimo para este tipo de financiamiento.
  • El plazo del crédito puede ir desde los 6 hasta los 60 meses.

Te brindamos un resumen para que tengas siempre a mano y recuerdes cuál de te conviene adquirir:

Determinar cuál de los dos tipos de crédito es el mejor para ti, depende en gran medida de tu estado financiero actual y cómo lo proyectas durante el tiempo que vas a pagar el financiamiento. Además, debes evaluar el Costo Total del Crédito (CTC) que vas a contratar.

Para contratar de manera inteligente el crédito para un auto nuevo o si tienes planes de renovar el que tienes actualmente, Compara cuenta con la tecnología para que cotices y compares distintas opciones de Crédito Automotriz y encuentres el más conveniente para ti. Ingresa a nuestro comparador y evalúa las distintas opciones.


Autor

Silvana Spadafore

Soy licenciada en comunicación, especialista en temáticas financieras, de seguros y créditos. Trabajo creando contenidos útiles para difundir y ayudar a las personas a entender la letra chica de los productos financieros.

¿Vitrineando créditos para autos?

Tenemos justo lo que necesitas. Compara

Comparar créditos