Seguro Automotriz

Temperatura del auto, ¿cómo afecta el calor en su funcionamiento?

temperatura del auto
0

La temperatura del auto es común que sufra algunas variaciones producto del calor veraniego. Por ello es de suma importancia conocer cómo afecta el calor a tu vehículo durante estas fechas, donde puede superar hasta en 20°C la temperatura exterior.

En este post verás en qué partes de tu auto se ven más afectadas por  el calor y qué puedes hacer para revertir esta situación o, al menos, atenuarla. 

¿Cómo afecta el calor a la temperatura del auto?

El impacto del calor puede tener un efecto negativo sobre tu auto, ya que éste queda más propenso a sufrir desperfectos. Estos pueden ser generados por las altas temperaturas o por un mayor uso de aparatos como el aire acondicionado. 

Por eso, veamos a continuación a qué debes poner atención en tu vehículo durante el verano.

1. Aire acondicionado 

Como el aire acondicionado es uno de los artefactos que más se usa en los días de mayor temperatura, es también uno de los más propensos a sufrir daños. Sin embargo estos desperfectos también pueden ocurrir por el desuso durante los meses más fríos. Para solucionar posibles daños a tiempo, se recomienda tomar las siguientes: 

  • Si hay daños por desuso: Lo mejor es anticiparse y revisar el sistema de aire acondicionado antes que lleguen las altas temperaturas, además de realizar una carga del gas refrigerante. 
  • Si hay daños por mucho uso: Colocar el parasol en las ventanas delanteras y posteriores del auto, puedes hacer que la temperatura baje hasta 10°C. Otra buena práctica es estacionar a la sombra, evitando que el vehículo se sobrecaliente. Así no forzarás el aire acondicionado, ni el sistema de refrigeración, y evitarás el desgaste de equipamiento de la cabina, tales como gomas, tapizados y/o apliques.

¿Sabías que también existe una versión “transportable” de aire acondicionado? Si te interesa esta alternativa, puedes leer: Aire acondicionado portátil para auto: La solución este verano.

2. Neumáticos

En verano y, debido a las altas temperaturas, los neumáticos se desgastan un 25% a raíz de la presión. Entonces, lo caliente del asfalto, más el calor que genera la fricción, puede provocar serios problemas y riesgos de sufrir un pinchazo.

Por eso, la recomendación es revisar las ruedas cada 15 días, durante toda la temporada de verano, para verificar su presión y así no tener mayores inconvenientes.

3. Frenos

El sistema de frenos está siempre sometido a una alta fricción que genera calor. Entonces, si a eso se suman las altas temperaturas, los discos de frenos podrían llegar a deformarse, y el líquido de frenos podría llegar a durar menos al evaporarse.

Teniendo esto en cuenta, lo más recomendable es verificar el buen estado del líquido de frenos. Otra medida es no usar demasiado los frenos y, para ello, prefiere siempre las marchas cortas, para que así puedas disminuir progresivamente la velocidad del auto.

4. Líquidos

Los fluidos que están presente en el vehículo son muy importantes para el buen funcionamiento. Por ello, siempre es conveniente hacer una revisión del nivel de aceite, líquido de frenos, líquido refrigerante y el lubricante de la caja de cambios.

Estos líquidos, si bien debes revisarlos durante todo el año, es en la época veraniega, cuando debes hacer la revisión con mayor frecuencia, sobretodo si vas a recorrer largas distancias. Asegúrate además, que tu auto no esté perdiendo ninguno de estos fluidos y que estén en perfecto estado.

5. Pintura

La pintura de tu auto es otro de los puntos a poner atención, ya que el sol es causa de deterioro. Sumado a ello, la arena, la sal del aire o los insectos, también contribuyen a que la pintura se dañe. 

Estacionar a la sombra y lavar seguido tu auto son dos acciones que puedes realizar, para evitar que la pintura del auto se arruine. 

Por otra parte, hay personas que, para capear el sol deciden polarizar las ventanas de su auto. Si bien esto antes estaba prohibido por la Ley, desde el 1 de marzo de 2019, la Ley Nº 21.147 modificó el artículo 75 de la normativa N° 18.290, que permite el uso de vidrios polarizados, siempre y cuando “cumplan con los factores de transmisión regular de la luz u otras cualidades ópticas, y las certificaciones, establecidas en el reglamento”.

Ya conoces qué partes de tu auto y/o equipamiento son las más propensas a sufrir daños durante la temporada de verano. Y, también, ya conoces cómo puedes revertir o prevenir el deterioro de tu auto a raíz de las altas temperaturas. Ahora solo falta contar con un seguro de auto que pueda proteger a tu vehículo ante cualquier incidente. 

Si no sabes dónde contratar tu seguro, entra a Compara y cotiza un Seguro Automotriz con las distintas empresas que tenemos a tu disposición. Esto puedes hacerlo de manera gratuita y online. ¿Qué esperas para disfrutar de tu auto sin preocupaciones?

Tal vez podría interesarte
Problemas mecánicos: Consejos para no quedar tirado en el camino
La cancelación del Seguro Automotriz: Un tema fundamental

¡Suscríbete y recibe las actualizaciones del blog!